Claves para elegir tu oficina de alquiler

Claves para elegir tu oficina de alquiler

Todos los días en las oficinas de cualquier empresa, ya sea grande o pequeña, se suceden las reuniones de trabajo, bien con clientes, entre compañeros de departamento, reuniones de equipo o visitas importantes a algún directivo en las que son necesarios espacios destinados a estas actividades. Contar con despachos o salas requiere una serie de comodidades para desarrollar la actividad, desde aire acondicionado, hasta una iluminación o un mobiliario adecuados para que los asistentes se sientan lo mejor posible durante el tiempo que dure la reunión.

Cada vez más comienzan a demandarse espacios flexibles fuera de las oficinas, sobre todo muchos emprendedores y autónomos que inician un nuevo negocio y requieren de un lugar donde desarrollar su actividad, ahorrando costes y buscando una ubicación céntrica con buena comunicación.

De este modo, AveCenter situó sus oficinas en un perfecto emplazamiento pensando en la comodidad para el cliente aprovechando la estación de Atocha, punto de confluencia de muchas personas que llegan a Madrid, exclusivamente para reuniones de trabajo; ahorrando así tiempo en los desplazamientos durante sus jornadas laborales.

Espacios de trabajo cómodos y adaptados a las necesidades de los clientes, donde puedan elegir entre una sala o despacho de alquiler en un centro de negocios o aprovechar las relaciones de laborales que ofrece un coworking. En este sentido, son cada vez más demandados los espacios flexibles, empresas que buscan superficies bien ubicadas y equipadas para desarrollar su actividad ya sea durante horas, días o por un período ilimitado de tiempo.

Razones para elegir espacios de alquiler

  • Una de las razones es el ahorro de costes. La inversión inicial suele ser mínima, ya que no se tiene que invertir en montar oficina propia. Las instalaciones estarán equipadas con lo que se necesita  y sólo pagarás por los servicios que utilices que irán incluidos o no en el alquiler final según acuerdes con el propietario.

  • La flexibilidad de trabajar en un entorno profesional y compartir con el resto de empresas. Es una manera de hacer networking, lo que permite tener acceso a redes de negocio más fácilmente, colaboraciones con otros clientes, inversores… Para un autónomo supone un valor añadido.

  • Otro punto a tener en cuenta es la localización. Nada como una buena ubicación para poder ahorrar en tiempo de desplazamiento y tener un buen acceso a tu lugar de trabajo o reunión, facilitando el contacto con los clientes.  Sobre todo en una gran ciudad, el emplazamiento es clave a la hora de decantarse por una oficina u otra.

Lo importante es que el espacio se ajuste a las necesidades de tu negocio, evaluando previamente que es lo que más te conviene.